JOSEPH BELL, HENRY DUNCAN, CONAN DOYLE Y SHERLOCK HOLMES

Artículo creado y maquetado por Kurtz para La Órbita de Endor.
Prohibida la reproducción total o parcial sin el consentimiento de su autor.
| Volver al menú |

Joseph Bell House, fue un médico y profesor escocés que trabajó en el Hospital de la Universidad de Edimburgo que, pese a ser un gran desconocido para casi todo el mundo, es considerado por muchos como el verdadero precursor de la investigación de los escenarios criminales (CSI - Crime Scene Investigation o Investigación de la Escena del Crimen).

Nota: El protagonista de la serie "House", el doctor Greg House, guarda muchas similitudes con Joseph Bell House y se ha dicho que la elección de ese apellido es un "homenaje" a este.

Bell instruía a sus alumnos hablándoles de lo que el llamaba "El método" y los animaba a observar todo con atención y a sacar conclusiones de lo observado y para ello solía hacer vistosas demostraciones con los pacientes exteriores que recibía ante estos. Se cuenta por ejemplo que en una ocasión adivinó la zona de la ciudad en la que residía un paciente gracias al barro de sus zapatos, una tierra arcillosa de color rojo que solo se encontraba en una zona muy concreta de Edimburgo.

Conan Doyle, que estaba entre los alumnos del profesor Bell, fue testigo de esta exhibición que años más tarde trasladaría casi literalmente a una de las historias de Sherlock Holmes. El mismo lo reconoció en una carta en la que también narraba como un día entro un paciente cojeando y como Bell les pidió un diagnóstico. Todos los estidoantes, Doyle incluido, dijeron que tenía una afección de rodilla o de cadera pero su profesor les dijo que, siendo eso cierto, también deberían haber concluido que el paciente era un alcohólico crónico.

Para demostrar su afirmación el ilustre profesor les hizo ver que el paciente tenía un equilibrio precario, la nariz y las mejillas enrojecidas y que de uno de los bolsillos de su grueso abrigo asomaba, casi imperceptible, el corcho de una botella de Güisqui. "Todos los datos estaban ante ustedes y fueron incapaces de verlos" les dijo Bell y esta afirmación, y la admiración que su profesor le producía, cambió, como veremos más tarde, la vida de Conan Doyle.



Sir Arthur Conan Doyle creador de Sherlock Holmes

Bell creía que la ciencia podría ayudar en la resolución de los crímenes y, como en aquella época, la era victoriana, la policía era sumamente incompetente se puso en contacto con un amigo suyo llamado Henry Duncan Littlejohn otro médico al que conocía de la universidad y que era "Consejero de la Corona escocesa".

Gracias a los contactos de Duncan ambos empezaron a colaborar con Scotlan Yard en la resolución de crímenes, pero quien daba siempre la cara pública, por expreso deseo de Bell, era Duncan que era quien declaraba en los juicios y quien aparecía con frecuencia en los periódicos para los cuales por cierto Bell ni existía (Henry Duncan fue además uno de los primeros forenses, si no el primero)

Conan Doyle era uno de los mayores admiradores de Bell y cuando tuvo la fortuna de ser elegido por este como su ayudante se creyó el hombre más afortunado del mundo. Muchos biógrafos creen que Doyle buscaba una figura paterna (su padre era un alcohólico crónico que no lo trataba excesivamente bien) pero su querido profesor mostró ser una persona fría y distante motivo por el cual al poco tiempo Doyle dejó de trabajar para el y, ya licenciado emprendió su carrera como médico.

En 1.882 Conan Doyle abrió una consulta propia en Portsmouth pero tenía pocos pacientes y llegaba muy mal a fin de mes motivo pro el cual empezó a escribir y vender para su publicación pequeñas historias, algo que por cierto ya había hecho de joven.

Fue entonces cuando creó la figura de Sherlock Holmes, inspirado en su viejo profesor, y su publicación fue un rotundo éxito haciendo que toda Inglaterra, y con el paso del tiempo toda Europa, admirasen a este sagaz investigador.

Trabajando para la policial Bell y Duncan se vieron involucrados en un curioso caso, la muerte de Elizabeth Chantrelle (De soltera Elizabeth Cullen Dyer) al parecer fallecida por una inhalación de gas de carbón asociada a un fallo en el sistema de alumbrado, algo sumamente frecuente en esa época.

  

Imagen de Joseph Bell --- Ilutración original de Sherlock Holmes

El estudio del cuerpo indicó a Bell que el fallecimiento podía deberse a la ingesta de un veneno y, aunque la ineficiente policía había aceptado la versión dada por el marido, Eugene Marie Chantrelle, se reclamó que un experto revisase la instalación y este acreditó que esta había sido manipulada.

Estaba claro que Eugene, un caballero de alta posición, había intentado tapar las huellas de su crimen con el gas y cuando se recabaron testimonios de los sirvientes y se investigó sus actividades se descubrió que era un hombre celoso, que había comprado veneno y que acaba de firmar un importante seguro de vida para su mujer.

El crimen atrajo la atención de los medios ya que era la primera vez que el delincuente era alguien de buena posición y Eugene fue condenado a morir en la horca en un juicio que fue muy popular. Duncan como siempre había sido el que había dado la cara sin embargo en sus últimas palabras antes de ser colgado el condenado felicitó por su trabajo tanto a Duncan como a Bell y la prensa empezó a interesar por este último.

Bell trató de mantenerse alejado de los medios pero cuando años más tarde Conan Doyle rebeló que Sherlock se creó tomando como referencia a su antiguo profesor la vida de este pasó a ser un pequeño infierno mediático. Bell nunca había querido popularidad pero lo que obtenía ahora era un peor ya que la gente pensaba que era igual que el personaje de ficción y por tanto misógino, frío, calculador, arisco, etc. (Se dice, y así lo prueban varias cartas que le remitió que Bell nunca perdonó a Conan Doyle por unirlo a la figura de Holmes)



Sir Henry Duncan Littlejohn, 1826 - 1914.
Presidente del Royal College of Surgeons de Edinburgo

Por lo que se sabe Bell compartía alguno rasgos muy evidentes con Sherlock al que se describe como un hombre "de más de 6 pies (unos180 cmt), mirada aguda, nariz afilada y aguileña y mandíbula cuadrada" y es posible, e incluso probable que usase, como hacia el personaje de ficción, la cocaína como estimulante pero no tenía ni el carácter misógino de este ni la frialdad referida por el escritor.

Algunos biógrafos estiman que Doyle esperaba un afecto de su mentor que no recibió y que la frialdad que Holmes muestra con Watson es la que el sintió de modo subjetivo con Bell pese a que, siendo objetivos, este lo trató simple y llanamente como un profesor trata a su ayudante y subordinado.

Curiosamente, y aunque muchos dicen que Sherlock tiene muchas cosas de Doyle este gran autor guarda mucha más relación con Watson ya que al igual que este es médico y alumno-ayudante del mítico investigador.

Apéndice: Bell, Duncan y Jack el destripador

El caso más famoso en el que Scotlan Yard consultó a Bell y Duncan fue el de Jack el destripador (Jack The Ripper) que aterrorizó Whitechapel y sobre cuya identidad aun hoy en día corren ríos de tinta y cientos de teorías.

El trabajo de estos dos amigos se hizo en esta ocasión desde la distancia ya que la pareja se limitó a estudiar los archivos de los tres principales sospechosos investigados por Scotlan Yard remitiendo sus conclusiones y su candidato en un paquete cuyo contenido no llego a ser visto ya que el paquete fue manipulado y llego abierto y con su contenido destruido.

No esta suficientemente acreditado pero se cree que Bell y su compañero se decantaron por señalar a Montague John Druit, un profesor de escuela muy perturbado que apareció ahogado en el Támesis. El fallecido tenía piedras en sus bolsillos motivo por el cual su muerte se catalogó como suicidio y como tras su muerte los asesinatos cesaron hay quien dice que se quitó la vida porque Bell lo había descubierto. También los hay que sostiene que "lo suicidaron" para cargar sobre el la culpa librando con ello a Sir William Gul, médico personal de la reina Victoria, de toda sospecha.

Cierro aquí este breve artículo aclarando que el caso de Jack el destripador esta rodeado de infinidad de teorías, muchas de ellas conspiranóicas, que hacen que todo lo referente al caso, incluido lo que he contado de Bell y Duncan deba ponerse en suspenso.

Artículo creado por el Coronel Nathan Kurtz

| Volver al menú |