CLÁSICOS DEL CÓMIC HISTÓRICO

Artículo creado por Raúl Martin y maquetado por Kurtz para La Órbita de Endor.
Prohibida la reproducción total o parcial sin el consentimiento de su autor.
| Volver al menú |

Como suele ser costumbre durante la grabación del podcast La órbita de Endor, el tiempo vuela y se quedan innumerables temas en el tintero sin poder mencionar. Y si esto nos sucede a nosotros, que planteamos los espacios con lapsos que van desde los 30 hasta los 90 minutos, ni me imagino todo el guión que se debe desperdiciar en programas de radio "oficiales"; donde una sección que dure 15 minutos ya parece toda una eternidad. Afortunadamente, una de las ventajas que supone contar con una página web adscrita al podcast es poder desarrollar aspectos arrinconados durante la realización del episodio . Al menos esa va a ser una de las funciones más habituales que el que suscribe le va a otorgar a dicho espacio web.

De manera que una vez sentadas las bases de la filosofía de muchos de mis artículos en este, nuestro y vuestro espacio, vamos a la materia que hoy nos ocupa: los Clásicos del Cómic Histórico. Tan sólo aclarar que el término clásico debería ser considerado como relativo, dado que hay obras que tampoco son tan vetustas. Es más, hoy el adjetivo "clásico" será partícipe más bien del estatus adquirido por la obra entre público en general que en la edad del cómic propiamente dicho. Y ahora sí, procedamos al primer destacado de nuestra lista.

MAUS, Relato de un superviviente (1977): Se trata de una de las obras más laureadas del cómic de los años 80, llegando incluso a conseguir un premio Pulitzer 1992 como momento más álgido de su trayectoria. Maus nos narra la historia de un dibujante de cómics que decide basar su próxima obra en los años en que su padre, un judío superviviente de un campo de concentración nazi, vivió en primera persona la barbarie represora del ejército alemán hacia los de su condición en la 2ª Guerra Mundial. La obra narra de una forma contundente las calamidades de muchos judíos a la par que nos presenta a los hombres que esta dramática situación acabó por constituir. Sin embargo, que nadie piense en Maus como un cómic de extremado realismo, ya que su creador Art Spiegelman, artista completo que se ocupó de todo el proceso, decidió plasmar a las distintas clases de personas que toman partido en esta historia con formas de animales. De manera que los judíos están caracterizados como ratones, los nazis son gatos, los aliados son perros, y así sucesivamente. Pero que esto no confunda a nadie, no estamos hablando de una historia para niños, ya que pese a esta decisión artística el lector no deja de experimentar el dolor, la miseria y la injusticia por la que atraviesan los protagonistas judíos a través de la obra. "MAUS, Relato de un superviviente" comenzó su andadura en entregas, para ser más tarde recopilada en dos volúmenes en 1986 y 1991. En castellano está disponible en una edición íntegra que publicó Planeta DeAgostini en 2001.

ADOLF (1983): No nos hemos de desplazar del escenario de la 2ª Guerra Mundial para hablar de nuestra próxima referencia histórica. "Adolf" es una obra de 1983 nacida nuevamente del talento de un solo individuo, en este caso autor de manga (cómic japonés) Osamu Tezuka. Se trata, al igual que el caso anterior, de un trabajo sumamente dramático de tintes bélicos. En las páginas de este manga podemos ver la vida de varios personajes llamados Adolf. Principalmente Tezuka se ocupa de un católico y un judío bautizados así, y de lo dispar que es su destino en tan convulsos años debido a su religión. De esta manera se nos narra desde los primeros pasos del partido nazi en Alemania hasta el loco y caótico final que los militares germanos vivieron durante la caída de Berlín. También resulta muy interesante descubrir qué fue de estos personajes tras la guerra, llegando incluso a ver como los judíos pasan en los años 60 de ser víctimas a verdugos del pueblo palestino. Como se puede ver, estamos ante una obra que no se casa con ningún bando y que presenta tanto los claros como los oscuros de cada facción. "Adolf" está publicada en nuestro país también por Planeta, desde 2003.

   

Portada de Maus
   

Portada de Adolf

BUDA (1972): Pasamos ahora a otra obra de Osamu Tezuka. En este caso la idea de contarnos la vida y milagros de Gautama Buddha, fundador del budismo, sirve como pretexto ideal para ilustrarnos con la disparidad de castas y reinos que consolidaban en el siglo V antes de nuestra era lo que hoy conocemos como cultura hindú. En este manga, todo sea dicho, el reflejo histórico no es tan nítido como en Adolf. Sin embargo tampoco estamos ante una sucesión de historias fantásticas ajenas a la realidad histórica. Pese a que su creación es anterior a "Adolf" (1972 - 1983), "Buda" nos llegó a España inmediatamente después que el manga antes mencionado.

PARACUELLOS (1975): Nos desplazamos al cómic patrio para destacar una de las obras más estremecedoras y sinceras que ha dado el género histórico. "Paracuellos", personalísimo proyecto del historietista Carlos Giménez, tiene como objetivo narrar el opresivo día a día de un grupo de niños recluidos en una institución educadora extremadamente religiosa que descansaba en el término municipal de Paracuellos de Jarama (Madrid). Hablamos de los años de la dura posguerra civil española, en que los niños de los perdedores de la intestina contienda debían ser entregados a instituciones religiosas con la esperanza de que se viera en alguna medida paliada su hambre y su miseria. Pero lo que nos muestra el autor en esta obra es lo poco que aliviaba a los niños este acto de desprendimiento familiar, que sumado a un hambre desconsoladora en muchas ocasiones también padecían maltratos y vejaciones. Una obra dura sobre nuestro pasado, que está publicada por Editorial Glénat.

   

Portada de Buda
   

Portada de Paracuellos

BLUEBERRY (1963): Pasamos ahora al género Western, aunque en esta ocasión asistimos a historias del oeste vistas a través del filtro intelectual e históricamente respetuoso que suele caracterizar a la BD francesa. El clásico nacido del ingenio de Jean-Michel Charlier como guionista y de Jean Giraud (que en otras ocasiones firma como Moebius) al dibujo, comienza con un protagonista desertor en la Guerra de Secesión Americana (1861 - 1865) que va haciendo fortuna en el ejército a la par que vive, aunque en ocasiones malvive, aventuras que le acercan a personajes célebres como el jefe indio Gerónimo, Wyatt Earp, Doc Holliday o el presidente Ulisses S. Grant. Un western forjado a fuerza de talento y maestría artesana que nos pasea por diferentes episodios de la por entonces joven nación. Interesados, consultar el catálogo de Norma Editorial.

HIROSHIMA (1973): Y regresamos al género del manga con una obra de Keiji Nakazawa, quien busca un alter-ego para narrar el drama vivido en la ciudad que da título a la obra desde los impresionables ojos de un niño. Crudeza, humildad y desolación humana forman un sobrio relato que ha llegado incluso a constituir lectura obligada en los colegios del país del sol naciente. Editada en castellano por MangaLine Ediciones en 2002.

FROM HELL (1997): Terminamos el repaso con un inconmensurable trabajo de, al igual que casi todos los presentados hoy, un incuestionable maestro en su género. Me refiero a Alan Moore, un guionista que se ha constituido como probablemente el autor más influyente de los 30 últimos años dentro del cómic anglosajón. Y en "From Hell" encontramos de los más claros ejemplos de su maestría, puesto que a lo largo de la obra su creador se propone recrear la verdadera historia del asesino múltiple conocido como Jack el Destripador. Precisamente, las palabras From Hell (traducibles como "desde el infierno") eran las primeras que siempre abrían las cartas que supuestamente este asesino enviaba a la policía. En este caso, el guionista Alan Moore se hace acompañar del artista también inglés Eddie Campbell y profundiza tanto en todo lo publicado hasta esa fecha sobre el caso, que este cómic pasa inmediatamente a ser una fuente más de referencia entre las obras más destacas que se han dedicado a Jack el Destripador. Sin exagerar, doy fe de ello ya que cuando la reputada revista de historia Clío (que cuenta entre otros seguidores nada menos que con la reina de España) dedicó un artículo a los asesinatos de Whitechapel, entre las obras recomendadas se encontraba nuestro "From Hell". Tampoco es de extrañar, dado que el nivel de detalle empleado para reconstruir este material raramente se puede encontrar en ningún otro cómic. Más allá de todo esto, "From Hell" también es una historia de claves ocultas, conspiraciones masónicas e incluso magia. Una verdadera obra maestra en mayúsculas del padre de "Watchmen", "Batman: La broma asesina" o "La Liga de los Caballeros Extraordinarios".

       

Portada de Blueberry
   

Portada de Hiroshima
   

Portada de From Hell

Y hasta aquí llegó nuestro repaso a algunos clásicos del cómic histórico. Me despido no sin antes recomendar efusivamente todos y cada uno de ellos; además de pedir perdón por no incluir a tantos otros que nuestros ilustres seguidores bien seguro conocerán.

| Volver al menú |