© Artículo creado para LODE por el General Nathan Kurtz
- Prohibida la reproducción total o parcial de este trabajo sin la autorización expresa de sus autores -
| Volver al menú |

El artículo que vas a leer narra los dos grandes cismas de la Orden Jedi y se publica como complemento al primer Expediente Star Wars que se emitió, dramatizado, en el programa Nº22 de la 3ª temporada de nuestro podcasta (Pulsa Aquí). El texto aquí presentado incluye todo lo que se contó en dicho expediente y algunas curiosidades más y se acompaña de varias imágenes ilustrativas.



"Se llamaban así mismos Legiones de Lettow y eran liderados por Xendor" [Tionne Solusar]

"Resulta demasiado fácil culpar de todo a Xendor y al poder corruptor del Lado Oscuro, pero creo sinceramente que nosotros los Jedi tuvimos gran parte de culpa en este cisma". Esto que acabas de leer son las últimas palabras que el padawan Danzigorro Potts dejo impresas, de forma apresurada, en una tarjeta de datos. Lo hizo instantes antes de morir victima de las grabes heridas sufridas en la Batalla de Columus donde las legiones de Lettow, lideradas por el General Xendor, fueron derrotadas por las tropas Jedi, que ese día pagaron un altísimo precio por su agónica victoria.

Meses antes de esa batalla el joven Danzigorro había tenido que matar con sus propias manos a su maestro, Jook-Jook H'broozin, cuando este se unió a las heréticas legiones. Columus puso fin al primer gran cisma de la Orden Jedi sin envergo, y aunque en ese momento nadie lo sabia, no sería el ultimo. Presta atención al relato y no permitas que algo así vuelva a ocurrir.

Nuestro relato comienza 24.500 años antes de la Destrucción de la Primera Estrella de la Muerte cuando la Orden Jedi, tal como la conocemos, contaba tan sólo con cinco siglos de vida. Los Jedi eran guardianes de la paz y la justicia y ayudaban a una República tan joven como ellos pero que se ampliaba día a día integrando nuevos mundos.

Los Jedi estaban regidos por un Consejo y existían maestros y padawanes pero tanto unos como otros tenían más independencia que la que disfrutarían en su momento de máximoa explendor (periodo previo a las Guerras Clon). La arcana filosofía de los Je'daii, sus ancestros, que buscaba una mezcla equilibrada de luz y oscuridad, había caído en el olvido y los caballeros Jedi sólo podían abrazar la luz. El Reverso Tenebroso había sido arrinconado y prohibido al igual que todos los sentimientos que llevaban a él. "Ira, miedo, agresividad son parte del Reverso Tenebroso y su uso esta prohibido. Sólo la total ausencia de emociones y una profunda meditación os marcará el camino de la luz, el único camino permitido a los Jedi".

El estilo de lucha en esa época era muy similar al que conocemos, pero los sables de luz aun no habían sido inventados. En su lugar se empleaban espadas metálicas fabricadas sobretodo con duracero y cientos de jóvenes padawanes recibían sus lecciones en el Templo de Coruscant .

La mayor parte de los alumnos eran disciplinados y se formulaban muy pocas preguntas pero Xendor no era uno de ellos. Este altivo humano de piel tostada y mirada aviesa era descendiente directo de la dinastía Kashi Mer y creía firmemente que la reducida visión de sus maestros impedía el pleno desarrollo de sus habilidades y limitada su capacidad para manipular la Fuerza. El camino que le marcaban sus maestros no era de su agrado de modo que buscó el suyo propio.

"La meditación y la pasividad no pueden ser el camino correcto. Sin pasión el contacto que siento con la Fuerza es débil y mucho menos íntimo que el que disfruto cuando despliego mis emociones sin ponerles ningun freno" . Xendor empezó a hablar abiertamente diciendo cosas como estas ante quien quería oírlo y su amente Ander Lyn fue una de las primeras en seguirlo. A la voluptuosa humana de pelo negro y felinos ojos le siguieron muchos otros y el Consejo Jedi se vio obligado a intervenir llamando al orden al díscolo padawan y a sus cada vez más numerosos acólitos.



Xendor y Ander Lyen con las legines de Lettow al fondo

La convicción de Xendor era grande y en lugar de aceptar la prohibición de sus mayores empezó a estudiar en secreto antiguos textos y sondeo emociones prohibidas en la intimidad de sus aposentos. El joven comprobó con entusiasmo que gracias a estas emociones tenía más facilidad para interactuar con la Fuerza y que esta le proporcionaba un poder mayor y lejos de abandonar el prohibido sendero se adentró en él con paso firme y decidido.

Fueron años de estudios y de viajes y uno de ellos lo llevó hasta un moribundo planeta en el que se rendía culto a la Fuerza representada por tres deidades. La pacífica hija, que encarnaba el Lado Luminoso. El temperamental e iracundo hijo, que se identificaba con el Reverso Tenebroso. Y el Padre, que era la Fuerza en si misma, y el encargado de mantener a los dos hermanos controlados.

Este culto afianzó aun más sus creencias y Xendor concluyó que arrinconar el Lado Oscuro era un error mayúsculo porque apartaba a uno de los hermanos, a una parte esencial de la mismísima Fuerza. Así empezó a enseñarlo nuevamente a todo el que quiso escucharlo y creó otro grupo de fieles que superó a sus primeros seguidores. "Vuestros maestros os mienten. El Consejo os miente. El Lado Oscuro forma parte intrínseca de la Fuerza y si lo apartamos de nuestro camino seremos seres desequilibrados, sujetos pobres que no cocerán jamás el verdadero poder que puede darnos esta mística energía"

El Consejo Jedi volvió a llamarlos al orden, esta vez aun con más energía amenazándolos con la expulsión y el destierro y Xendor decidió alejarse de tanta presión y se refugió con sus seguidores en Lettow un discreto planeta del núcleo con un reducida población de apenas un millón de seres. Allí creó su propia academia y adoptó un antiguo estilo de lucha llamado Jar'kai y tras hacerlo más agresivo y contundente lo llamó Niman.

El numeroso y bien preparado grupo de Xendor pasó a llamarse "Las Legiones de Lettow" y cuando el Lado Oscuro terminó de corromperlos decidieron enfrentarse con sus antiguos hermanos para imponer mediante la violencia su nueva visión de la Fuerza. El numero y poderes de ambos bandos estaban muy equilibrados y la Orden Jedi y las legiones combatieron durante años en mundos como Chandrilla , Metellos y Ossus. La guerra llegó incluso a la mismísima Coruscant y miles de inocentes ciudadanos cayeron junto a los combatientes.

Muchos en la República creyeron que sería el fin de la Orden sin embargo cuando Xendor fue derrotado en Columus por el Maestro Awdrysta Pina y su espíritu se sumió en el caos sus legiones se derrumbaron. Aunque nadie había sido consciente de ello Xendor había usado su gran poder oscuro para coordinar las acciones de sus tropas y cuando su espíritu se desvaneció el desconcierto reinó entre los suyos y depusieron las armas.

La vigilancia del Consejo Jedi desde ese día fue férrea y nadie más estudió ni enseñó abiertamente las enseñanzas oscuras. Todo fue paz y tranquilidad y el primer cisma pasó a ser una reseña en un milenario documento sin embargo 17.000 años después de la muerte de Xendor otro grupo Jedi empezó a vulnerar las normas de la Orden pero eso, amigos nuestros, es otra historia.



"Una vez fuimos poderosos Jedi de la República, hermanos en la Fuerza" [Marka Ragnos]

Tras el primer gran cisma de la Orden Jedi todo fue paz y tranquilidad y aunque este dramático incidente pasó a ser una reseña en un milenario documento 17.000 años después de la muerte de Xendor otro grupo Jedi empezó a vulnerar las normas de la Orden. Todo empezó de forma inocente cuando algunos Jedi, entre los que estaban Ajunta Pall, XoXaan y Karness Muur descubrieron que la Fuerza, si se desplegaba con intensidad, podía influir sobre la misma esencia vital de los seres vivos.

Nota: La profundidad de sus poderes no ha quedado establecida completamente pero algunos creen que consiguieron detener la muerte e incluso devolver a la vida a seres que la habían perdido recientemente.

Su fe en la posibilidad de modificar, e incluso crear vida era ilimitada, pero había un problema; sólo desplegando sentimientos como la ira y la agresividad podían conseguir el poder que necesitaban con la rapidez que precisaban para completan con éxito sus creaciones. XoXaan, una hábil sanadora y Karness Muur un gran experto en biología obtuvieron éxitos notables y Ajunta Pall empezó a pregonar que su grupo sería capaz de devolver la vida a los planetas muertos. Puede que fuese así pero lo cierto es que sus primeros experimentos consistieron en trasformar animales corrientes en poderosas bestias y en alargar artificialmente sus vidas.

Todo lo que hacían lo hacían de forma abierta y eso llevó al Consejo Jedi a censurar sus prácticas. La Orden no quería otro cisma y trató de detenerlos, pero Ajun estos Jedi Oscuros huyeron a mundos como Tython donde usaron sus poderes para crear un poderoso ejército. "La Orden envidia tanto nuestra habilidad para mejorar las criaturas que convertido nuestra caza en una obligación. Allí donde intentábamos experimentar y practicar nuestro conocimiento estaban ellos acosándonos y obligándonos a huir" llegó a decir Adjunta y, usando el Lado Oscuro para potenciar su dominio de la Fuerza creó, con la ayuda de sus compañeros, un poderoso ejército con el que se enfrentó a sus hermanos Jedi.



Un Rancor mutado con las habilidades Sith se enfrenta a Twi'lek

Muchas fueron las aberraciones que trajeron a la vida los Jedi Oscuros en ese periodo, pero las más temibles fueron los Leviatanes y las Tropas Zombies. Los primeros eran voraces y gigantescas bestias que incluso ellos tenían problemas para dominar y que una vez sueltas en el campo de batalla mataban todo cuando se cruzaba en su camino en un orgia de sangre que solo finalizaba con su muerte. Los segundos eras los cuerpos de viejos guerreros fallecidos que eran revividos y animados por el Lado Oscuro. Su movilidad y su pensamiento independiente eran ciertamente escasos pero su utilidad como carne de cañón era innegable y si su número era suficiente podían acabar incluso con un experimentado Jedi.

Las bajas eran constantes en los dos bandos pero ninguno conseguía imponerse al otro y ambos se enfrentaron durante todo un siglo en lo que posteriormente se conocería como “Los Cien años de oscuridad”. Costó, pero como ocurrió con el primer cisma, todo terminó con una épica batalla. Fue en el planeta Corbos, un mundo barrido por tormentas eléctricas, donde los Jedi Oscuros, ya diezmados, fueron arrinconados, derrotados y forzados a la rendición.



Enfrentamiento en Corbos con primitivos sables de luz unidos al cinturón PULSA AQUÍ

Los ciudadanos de la Galaxia, que habían visto morir familiares, amigos y vecinos durante todo un siglo, clamaban venganza y querían que los Jedi Oscuros supervivientes fuesen ejecutados públicamente y así lo exigieron. Los altos cargos de la República deseaban complacer a sus conciudadanos y estaban dispuestos ha hacerlo, pero el Consejo Jedi se opuso.

Sentenciar a muerte a los que habían sido sus hermanos no era aceptable y tras una dura negociación con los gobernantes republicanos se decidió ofrecer a los vencidos el destierro. "Renunciaréis aquí y ahora a vuestras heréticas enseñanzas y se os perdonará la vida. Series desterrados y se os proporcionarán naves con las que marchareis más allá de los límites conocidos de nuestra Galaxia para no regresar jamás" se les dijo y ellos aceptaron.

Los Jedi Oscuros viajaron durante siglos por el espacio. Unos morían y otros nacían y los exiliados solo se detenían cuando era preciso aprovisionarse. Lo hacían siempre en mundos pequeños, sin exhibir sus capacidades y sin mostrar las enseñanzas que los habían condenado sin embargo jamás renunciaron a ellas.

A medida que se alejaban del centro de la Galaxia encontraban mundos cada vez más primitivos y siguieron avanzando y avanzando hasta que llegaron a zonas inexploradas de las que no había registros ni mapas. Sin rutas hiperespaciales trazadas regresar a la zona civilizada de la Galaxia era imposible y decidieron explorar un planeta con siete lunas que más tarde sería conocido como Korriban.

El desértico planeta estaba habitado por una primitiva raza de humanoides similares a los humanos y se hacian llamar "los Sith". Eran altos y muy esbeltos, de piel rojiza, normalmente tatuada, y de sus mejillas y barbilla colgaban finos y cortos tentáculos proboscídeos. Se trataba de un pueblo muy violento y agresivo que practicaba sacrificios rituales, bebía sopa de sangre y estaba organizado en férreas castas.

Hakagram Graush, era el Sith'ari, una especia de Rey que los gobernaba a todos y los Jedi Oscuros no tardaron en darse cuenta que tanto él como muchos de sus guerreros eran sensibles a la Fuerza aunque usaban esta de un modo muy poco eficiente. Los Sith habían volcado sus capacidades en la alquimia creando poderosos amuletos y rindiendo culto a la magia y cuando los Jedi Exiliados desplegaron sus poderes muchos los creyeron dioses llegados de las estrella.



Un moderono Sith'ari en el planeta Korriban

Ayudados por la "mano oscura de los Sith" pomposo rango dado al segundo al mando tras el Sith'ari los Jedi Exiliados tomaron el control pleno de los Sith y empezaron a crear su propio Imperio, primero conquistando completamente Korriban y luego invadiendo los mundos de ese sistema y de los sistemas más cercanos en un labor que le prolongaría cientos de años.

Como sus biologías eran compatibles los Jedi Oscuros se mezclaron con los Sith sin embrago entre estos los hubo que se negaron a mezclar su sangre con la de los recién llegados y eso, con el paso de los años, dividió a la población en dos grandes grupos, los que tenían sangre Sith pura y los que la tenían contaminada.

El nuevo imperio conservó algunas de las viejas tradiciones Sith y siguió dividido en castas que formaban una estructura totalmente piramidal que constaba de cinco alturas. En la base, la más numerosa, estaban Los Esclavos que eran tratados como meras propiedades carentes de derechos y entre ellos se incluía tanto a los trabajadores como a las mujeres.

Justo por encima de los esclabos estaban los Guerreros Massassi, un grupo de fieros luchadores que seguían fielmente a sus amos, los Lores del Sith, de los que recibían entrenamiento en algunas de las técnicas de lucha más sangrientas jamás conocidas. Un escalón más arriba y situados en tierra de nadie, y con total autonomía, estaban los arquitectos, armeros, ingenieros y pilotos que se ocupaban de asentar y ampliar el avance tecnológico del Imperio Sith

El siguiente grupo era los ya citados Lores del Sith cada uno de los cuales gobernaba al menos sobre una docena de mundos y mantenía el control de estos con la ayuda de sus fieles guerreros massassi. Las rencillas entre ellos, y las luchas fronterizas, eran constantes y todos y cada uno de ellos había sido iniciados en las artes del Lado Oscuro. Aunque su número variaba por lo general había diez Lores del Sith que se reunían periódicamente en Consejo y todos tenían tatuado en su frente el símbolo de su casa.

En la cima de la pirámide, y con un poder casi ilimitado, estaba El Señor Oscuro del Sith, titulo dado al dirigente del Consejo y líder supremo del Imperio Sith. El Señor Oscuro era escogido entre los miembros del consejo y cuando había disputas sobre quien debía ocupar el cargo, que era algo habitual, estas se zanjaban con un duelo a muerte.

           
Esclavas Sith
Massassis
Ingenieros Sith
Lord del Sith
Señor del Sith

Con esta férrea estructura los Sith controlaron su espacio durante milenios y aunque nunca pensaron llevar su conquista al corazón de la República ya que llegar hasta allí era imposible todo cambió cuando una suerte de coincidencias hizo que Gav y Jori Daragon llegasen a Korriban sin embargo esa, aunque tal vez mucho más interesante, es otra historia.



"Creo que nosotros los Jedi tuvimos gran parte de culpa en este cisma" [Danzigorro Potts]

Curiosamente en una de las primeras versiones del guión de "Una Nueva Esperanza" el nombre "La Legión de Lettow" es el que emplea George Lucas en lugar de "El Sith" y se habla de sus miembros como "los Letow". No se ha establecido con certeza el origen de la palabra pero en Internet podemos encontrar dos teorías al respecto. Una indica que puede referirse al general alemán de la I Guerra Mundial Paul Emil Von Lettow-Vorbeck. La otra, que tiene algo más de sentido, indica que se trataría de una modificación de la palabra medieval empleada para referirse a Lituania, perenne enemigo de los "Caballeros Teutónicos" con los que se asociaría a los Jedi.

Durante mucho tiempo se creyó que el "Primer Gran Cisma" fue el origen de la Orden Sith pero en la "Nueva Enciclopedia de Personajes", al hablar de Naga Sadow, se dice que este fue el primer Señor Oscuro del Sith y esto no ocurrió hasta el año 20.000 ABY.

Dicho esto debemos aclarar que para LucasFilm, única fuente capaz de establecer el "canon", el evento que marca el comienzo de la Orde Sith, y así se refleja en "La nueva Cronología Esencial", es el periodo conocido como los "Cien Años de Oscuridad". De hecho Dan Wallace, que trabajó en ambos libros, indicó en una entrevista que el texto en la entrada de Naga Sadow estaba equivocado.

La primera vez que se menciona el nombres de Xendor es en "The Paradise Snare" un libro de A.C. Crispin que también lo referencia en las dos siguientes entregas "The Hutt Gambit" y "Rebel Dawn". Abel G. Peña hizo también uso de este personaje en su artículo "The Emperor´s Pawns" publicado en "Star Wars Gamer 5" y Drew Karpyshyn lo citó en su articulo "Heritage of the Sith" del número 88 de la revista oficial "Star Wars Insider".

| Volver al menú |