LAS ESPADAS JAPONESAS

Artículo creado y maquetado por el Coronel Nathan Kurtz para La Órbita de Endor.
Prohibida la reproducción total o parcial sin el consentimiento de su autor.
| Volver al menú |

El artículo que estás a punto de leer versa sobre las espadas japonesas y en especial, pero no exclusivamente, sobre la katana. Se trata de una aproximación somera realizada para un público generalista y no especializado de modo que si eres un estudioso de este tipo de armas lo más probable es que se quede corto para ti. El objetivo de este texto es, quiero resaltarlo, contar lo más esencial para que todo aquel que no conoce estas armas tenga una información reducida, pero contrastada, explicada con sencillez y sin error. Espero haberlo conseguido.

I.- INTRODUCCIÓN.

La espada, según la época el sable, ha sido considerada "El alma del samurai" y podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es el símbolo que más claramente representa a estos guerreros de leyenda. Sin embargo, y como ocurre con otros elementos de la cultura japonesa, en occidente tenemos una idea muy errónea de este arma y mezclamos realidad y mito alejándonos así de la verdad.

Lo que llamamos vulgarmente katana es en realidad un modelo muy concreto de sable llamado "Oda Nobunaga" en honor al Shôgun que la popularizó y aunque es uno de los modelos más esbeltos y eficaces, antes y después de él, la variedad de espadas y sables es tan amplia como rica.

II.- LAS PRIMERAS ESPADAS.

La espada no ha sido siempre el arma principal del soldado japonés y de hecho durante la mayor parte de la historia bélica del Japón este tipo de arma no estuvo presente en el campo de batalla y el peso del combate recayó sobre el arco y la lanza. Como ocurre con otros elementos de la cultura nipona fueron los chinos y los coreanos los que introdujeron las primeras espadas en la isla del sol naciente. Se las conocía entonces como "destripadoras de caballos" porque se empleaban sobretodo para desventrar las monturas del enemigo y para amputarles las patas.

Fruto de la copia de estas espadas de sus vecinos, inspiración si se prefiere, surgieron las denominadas "Espadas de cabeza de mazo" y las "Espadas coreanas". Ambas fueron empleadas por los soldados yamato (se les llama así por pertenecer a una vieja provincia japonesa de idéntico nombre) y eran muy similares ya que las dos eran rectas y se llevaban dentro de vainas forradas de cobre y decoradas con repujados. Su única diferencia, y lo que permitía distinguirlas, era la empuñadura ya que las primeras terminaban en forma de bulbo y las segundas lo hacían en forma de argolla que en ocasiones incluía la cabeza de algún animal (Ver imagen).



Viejas espadas coreanas expuestas en un museo

La longitud de estas primeras espadas podía ir desde los 60 cm a los 120 cm. sin embargo la medida más frecuente era 90 cm. De todos modos, y pese a que no tardaron en imponerse como arma principal para el combate, su diseño no era el más adecuado y planteaba grandes problemas cuando se empleaba desde el caballo motivo por el cual no tardó en buscarse un nuevo diseño.

III.- EL TACHI Y LA KATANA.

Al ser de hoja recta cuando las espadas antes citadas impactaban, ya fuera sobre un enemigo o sobre un objeto, se solían quedar empotradas y aunque se aferrasen con fuerza el jinete podía perder el arma con relativa facilidad quedando así indefenso. Para evitarlo se empezaron a usar hojas curvas en lugar de rectas ya que estas permitían dar tajos mortales que no generaban bloqueos ya que la hoja resbalaba al impactar.

Las nuevas armas, además de ser curvas, tenían un solo filo y aunque en un primer momento se las asoció con los guerreros emishi, un grupo bárbaro que habitaba la región noreste de la isla de Honshû, su uso se extendió con gran rapidez dando lugar al tachi, el arma samurai más clásica. El tachi colgaba del cinturón con el filo hacia abajo y para desenvainarlo hacia falta emplear las dos manos y dado que eso obligaba al samurai a dejar su arco en manos de algún asistente los maestros-artesanos armeros no tardaron en estudiar nuevas formas y tamaños.



Kin-nashiji-cho-mon-itomaki-tachi-koshirae



Katana expuesta en un museo

Una de las ultimas evoluciones del tachi fue la katana que además de ser más corta y ligera que el primero ya no se llevaba con el filo hacia abajo sino hacia arriba y en lugar de ir colgada del cinturón, como era norma con el tachi, iba metida dentro de él. Estos cambios, en apariencia sutiles, permitían al samurai asestar golpes según sacaba la katana de su vaina y esa era una ventaja enorme que no tardó en ser explotada y de hecho más de un guerrero se especializó en este tipo de acción.

IV.- EL WAKIZASHI Y EL TANTO.

Cuando el samurai vestía, digámoslo así, ropa civil, llevaba sujetas en su cinturón y con las empuñaduras asomando sobre este, la katana y el Wakizashi. Al conjunto se le denominaba daishô (la larga y la corta) y aunque muchos creen que el Wakizashi era empleado para el sepukku (Incorrectamente llamado hara-kiri en occidente) no es cierto, o al menos no solía ocurrir así salvo en caso de necesidad y de premura (En estos casos, aunque es más complicado se puede usar incluso la katana si se coje, embuelta en un trapo o un papel, a unos 15 cm de la punta).

El wakizashi apareció entrado ya el siglo XVI y es similar a la katana pero de menor tamaño (entre 30 cm y 60 cm) y era usado para el combate en espacios reducidos, por ejemplo dentro de edificaciones con techos bajos, o cuando la katana se partía o se mellaba durante el combate cosa que, en contra de lo que pueda pensarse, ocurría con relativa frecuencia ya que el acero de estas espadas era pobre en comparación con los occidentales.



Una Katana y un Wakizashi (daishô)

El samurai raramente se separaba del Wakizashi y cuando estaba en lugar seguro, por ejemplo en sus aposentos particulares, solía dejar la Katana en una peana a la entrada o un una estancia intermedia, pero llevaba consigo el Wakizashi e incluso lo dejaba junto a su lecho.

El tanto, al que podíamos calificar como daga, sustituía al wakizashi cuando se llevaba armadura y se empleaba para el combate cuerpo a cuerpo, para degollar a los enemigos heridos, también a los caballos agonizantes, y para actos rituales de honor como el ya mencionado sepukku.



Un tanto despiezado y expuesto en el Museo Bbritánico
Este tanto, como muchos otros, incluía dos pequeñas cuchillas laterales

Mucha gente piensa que el tanto era usado también para el yubitsume (literalmente "acortamiento del dedo), ritual en el que alguien se amputa el dedo meñique como muestra de sumisión y respeto, pero no es cierto. El yubitsume es una práctica propia de la yakuza (El crimen organizado o mafia japonesa) y su origen esta en sus predecesores, los bakuto, jugadores itinerantes que en ocasiones admitían como pago alternativo la amputación de un dedo. La razón por la que se amputaba el meñique y no otro dedo es que este, por la forma en la que se empuña esta, no es necesario para el correcto manejo de la espada y su pérdida no mermaba la capacidad combativa del amputado.

V.- PARTES DE LA KATANA.

Los japoneses son muy dados a poner nombres a todas y cada una de las partes de un elemento y eso hace que la katana tenga unos 25 términos diferentes (muchos más si hablamos también de la vaina y no sólo del arma). La tarea de memorizarlos, y en algunos casos incluso localizarlos, es difícil y si me apuras innecesario y por eso me centraré en los más importantes y os los mostraré con la ayuda de dos imágenes que os servirán para identificarlos. El motivo por el que usaré dos imágenes en lugar de una es que tataré por separado el tsuka (empuñadura) y la hoja ya que esta diferencia es fundamental para los japoneses.

A) Las partes de la empuñadura.

Tsuka Kashira: Pomo, parte final de la empuñadura.

Tsuka Ito: Encordado del mago. Su función era proporcionar más agarre en las manos y su forma es casi siempre la misma y deja huecos romboides.

Menuki: Aplicaciones metálicas decorativas de formas diversas que se colocaban usualmente en la zona media del mando y a ambos lados de este.

Fuchi Gane: Parte del mango que se unía a la guardia o tsuba.

Tsuba: Guardia que protegía la mano si se cruzaba el sable con el de un oponente y este resbalaba hasta la empuñadura. Podían ser redondos, ovalados e incluso cuadrados, tanto macizos como con aberturas, y podían estar decorados con animales, flores e incluso con el mon, o símbolo del clan.

Habaki: Suele ser de latón o cobre y acostumbra a ir cubierto por una fina lámina de oro o plata. Aunque se trata de un elemento que no llama la atención es el "alma de la katana" ya que garantiza el correcto ensamblaje de las distintas partes.

B) Las partes de la hoja.

Hamon: Línea de templado. El más usual es el que tiene forma ondulada y se le llama Notare.

Ha: Filo, línea principal de corte.

Hada: Pliegues formados durante el forjado de la katana. Se pueden ver si se mira con detenimiento y en cierto ángulo y con una incidencia concreta de la luz. Basándose en lo observado, líneas y granulado, se puede determinar si se trata de una buena o una mala espada.

Kissaki: Punta de la katana.

Yokote: línea que separa el kissaki (punta) del resto de la hoja.

Hi: Acanaladura de la espada.

Mune: Parte contraria al filo, contrafilo.

VI.- BIBLIOGRAFÍA.

Para realizar este artículo se han consultado entre otros muchos los siguientes libros:

  • "Samuráis" de Stephen Turnbull.
  • "Samurai Warfare" de Stephen Trunbull.
  • "Los Samuráis" de Anthony J. Bryant.

Como complemento de este artículo puedes consultar el que he realizado sobre la fabricación artesanal de la katanas que si no está publicado para cuando leas estas líneas, lo estará en breve.

© Coronel Nathan Kurtz (JFM - 2015)
Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso escrito de su autor.
| Volver al menú |